Buscar en Conamed Contigo

You can translate Conamed Contigo by clicking HERE

lunes, 30 de abril de 2018


E­ficacia de las intervenciones de enfermería dependientes en el paciente de terapia intensiva

 

Los cuidados han existido desde la aparición del ser humano, de ellos ha dependido su subsistencia, Florence Nightingale, estableció las bases de la enfermería moderna, realizo diversas publicaciones que enfatizaban el cuidado del paciente, desde esa época ya se exigía de las enfermeras una instrucción que marcara la diferencia en la recuperación de los enfermos. A través del tiempo han evolucionado los cuidados que proporciona el profesional en enfermería, hoy en día son más especializados, principalmente en la unidad de cuidados intensivos donde se encuentran hospitalizados los pacientes en estado crítico, y que dependen totalmente del equipo interdisciplinario del área de la salud.

Proporcionar cuidados e­ficaces al paciente en estado crítico, está estrechamente vinculado al tiempo que se dedica a cada actividad, conocer el tiempo estimado que se utilizó, por medio del análisis de los registros del expediente clínico evidencia la calidad en las intervenciones proporcionadas.

Para recolectar los datos se diseñó un instrumento en cual fue validado por expertos pertenecientes a la CONAMED, se tomó como referencia el “Manual para la mejora de la supervisión y enlace de turno: 40 estándares para la capacitación continua en la práctica de enfermería”. Se integró en tres partes: El número 1 corresponde a datos de identifi­cación, el dos a datos generales y por último al cumplimiento de las intervenciones dependientes en enfermería del paciente adulto en terapia intensiva. El análisis se hizo a los registros de 30 expedientes clínicos pertenecientes a la CONAMED, en donde se identi­ficaron 37 prescripciones médicas en esos expedientes, y las que más se repitieron fueron 13 indicaciones.

Para determinar la e­ficacia de las intervenciones dependientes se analizaron 2,227 procedimientos indicados por los médicos, en 30 expedientes clínicos de queja médica, en donde se identifi­có que 427 indicaciones fueron omitidas, representando el 19.17% de la muestra, fueron realizadas 1,800 que determinan el 80.82% de la e­ficacia alcanzada. Así mismo también se realizó un análisis por expediente de manera individual y se registró que en el 96.66% se identifi­caron con omisión en uno o más procedimientos y solo un expediente que representa el 3.33 % cumplió con cada intervención indicada. (Tabla 1)


En el porcentaje de efi­cacia por turno de los procedimientos prescritos por el personal médico, resulto evidente que el turno vespertino tiene mayor e­ficacia, seguido del turno nocturno y con menor e­ficacia el turno matutino, teniendo una diferencia de tan solo 1.74% respecto al turno nocturno.
Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

viernes, 27 de abril de 2018


Letalidad del infarto agudo del miocardio en los Servicios de Salud del Estado de Colima

 

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en el mundo y ocasionan el 30% del total de defunciones registradas. El país tiene una tasa de mortalidad hospitalaria por IAM tres veces más alta que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (28.1 vs.7.5 muertes por cada 100 egresos) en pacientes de 45 años de edad y más. En nuestro país se ha puesto en marcha el Programa Nacional para la Reducción de la Mortalidad por Infarto Agudo al Miocardio (PNRMIAM) y para su implementación en el Estado es importante conocer la letalidad hospitalaria del IAM en la Institución e identificar algunos factores relacionados con ella. Es un análisis de las bases que contienen los datos ofi­ciales de los egresos hospitalarios de los años 2000 a 2013 del Sistema Nacional de Información en Salud. De ellas se seleccionaron los registros correspondientes a las unidades hospitalarias dependientes de los Servicios de Salud del Estado de Colima.

Entre los 269,156 registros que corresponden a los egresos que se dieron en el periodo analizado en los hospitales dependientes de los Servicios de Salud del Estado de Colima se identi­ficaron 518 registros de personas que fueron atendidas por IAM en tres de los cuatro hospitales (Colima, Tecomán y Manzanillo).

En la mayoría de los casos (90.2%) al diagnóstico principal se le asignó el código CIE I21.9 Infarto agudo de miocardio, sin otra especi­ficación, y la mayor parte de los pacientes (83.6%) fue admitida a la unidad hospitalaria a través del Servicio de Urgencias.


Con el presente análisis se identi­fican los valores basales de letalidad por IAM en la Institución los cuales servirán de parámetro para evaluar los avances derivados de la participación en el PNRMIAM.

Para tener un mejor conocimiento del fenómeno se requiere mayor especifi­cación del IAM al momento del diagnóstico y de manera concomitante, al de su codi­ficación (CIE), pero es necesario sobre todo, desarrollar protocolos de investigación especí­ficamente orientados a este fi­n.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

miércoles, 25 de abril de 2018


Medicamentos falsos: una grave amenaza para la seguridad del paciente


De acuerdo al reporte de la Organización Mundial de la Salud publicado en noviembre de 2017, alrededor del 11% de los medicamentos distribuidos en los países del tercer mundo son falsos y el 64.5 % de estos medicamentos falsifi­cados corresponden a los medicamentos antibióticos y antiparasitarios.

La investigación consistió en analizar los resultados de 100 estudios en los que se investigaron cerca de 48,218 muestras de los medicamentos más utilizados en 88 países miembros de la OMS, incluido México. De acuerdo a las estimaciones de impacto efectuadas por la OMS en este estudio, probablemente murieron alrededor de 169,000 niños con neumonía en los que se utilizaron antibióticos falsi­ficados y fallecieron 116,000 personas en el África Subsahariana por tratamiento antipalúdicos falsi­ficados. Todas estas muertes hubieran sido evitadas si los medicamentos utilizados hubieran tenido la efi­cacia debida.


En nuestro país, hasta septiembre de 2012, los medicamentos a los que se exigían las pruebas de comparabilidad, exhibían en sus empaques el logotipo de medicamentos genéricos intercambiables (GI), que producía confi­anza y seguridad en los médicos y en los pacientes que los utilizaban. Desafortunadamente, al eliminarse el logotipo GI, ya no es posible saber cuáles medicamentos, dentro de los genéricos, han aprobado las pruebas de biocomparabilidad y por lo tanto disminuye la certeza en su efi­cacia y seguridad.

Lo que el Estado tendría que hacer para evitar la circulación de los medicamentos falsos y los de calidad subestandard, es intensifi­car la vigilancia y regulación en la producción y circulación de este tipo de fármacos. Es necesario monitorear los medicamentos en cuanto a su contenido, envase y etiquetado sus sitios de distribución, circulación, puntos de venta y en todos los establecimientos públicos y privados en donde se brinda atención médica a los pacientes.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 23 de abril de 2018

El derecho a la salud 2

CONDUCE: 
  • Dra. Carina Gómez Fröde
INVITADOS: 
  • Dr. David Kershenobich Stalnikowitz - Director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán
  • Dra. Leticia Bonifaz Alfonzo - Directora General de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos. SCJN
  • Dr. Manuel Urbina Fuentes - Coordinador del Comité Permanente para el estudio de los determinantes sociales de la Salud en México
  • Dra. Mariana Mureddu Gilabert - Magistrada, Tribunal Federal de Justicia Administrativa


El proceso de envejecimiento en México, el contexto socio sanitario y sus implicaciones respecto a los incidentes adversos


El abordaje del tema que ahora se presenta sobre los incidentes adversos sufridos por la población de 65 años y más durante la atención médica recibida, se enmarca en dos hechos por demás relevantes que por sí mismos valen la pena ser analizados: por un lado el proceso de envejecimiento de la población en México y por otro la problemática que ello representa respecto a las condiciones socio sanitarias de nuestro país. En ese sentido hemos estructurado el contenido de esta participación en dos grandes apartados: en la primera parte haremos algunas consideraciones sobre el proceso de envejecimiento y lo que esto representa en lo demográfi­co, lo epidemiológico y lo social. En un segundo apartado se describirán los incidentes adversos conocidos por la CONAMED, mediante un proyecto institucional que consiste en el análisis crítico de los expedientes médico-legales que se aperturan en ocasión de la presentación de una queja por parte de usuarios inconformes y que son concluidas a través de la emisión de un laudos; las cifras que serán presentadas se re­fieren al periodo 2012-2016.

El envejecimiento implica de manera inherente un incremento en la vulnerabilidad de las personas, mediante la vivencia de un proceso mórbido que sin embargo no está marcado por eventos precisos y aislados sino por un cambio gradual y difuso de deterioro de la salud física y mental y cuyo ritmo, intensidad y modalidades es heterogéneo entre los diferentes grupos poblacionales. Según diversos autores, los eventos adversos más frecuentes en las unidades hospitalarias son los relacionados con la medicación, particularmente cuando la población de referencia pertenece a la tercera edad.

Es en este sentido que la CONAMED inició en los últimos años un proyecto sobre la “Automatización de registros de información estadística sobre laudos” (ARIEL). A continuación se presentarán los resultados obtenidos del análisis de 57 expedientes de pacientes mayores de 65 años (que representan 15.7% del total de 362 casos) correspondientes al total de laudos emitidos durante el periodo 2012-2016. En el cuadro siguiente se muestran los incidentes adversos identifi­cados en los 57 casos mencionados, y que han sido clasifi­cados para su análisis en siete grandes grupos.


A pesar de las limitantes comentadas, las cifras del cuadro previo dejan ver la ocurrencia de 560 incidentes adversos, que equivale a una frecuencia relativa de 9.8 incidentes en promedio por cada uno de los 57 casos analizados.

Destacamos la importancia de pugnar por el establecimiento de sistemas de notifi­cación rutinarios que permitan la generación de información continua a nivel de institución o incluso de establecimiento, con el fi­n de asegurar el seguimiento y monitoreo de programas estratégicos de mejora.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


viernes, 20 de abril de 2018


Algunas consideraciones sobre la importancia de la integración del trabajo en equipo en los profesionales de la salud


El trabajo en equipo es un componente importante de la e­ficacia de la prestación de los servicios de salud, con calidad y seguridad del paciente. Sin embargo, los errores vinculados a los procedimientos desarrollados en el quirófano se encuentran latentes y pueden tener consecuencias catastró­ficas para los pacientes, las familias, los cuidadores y las instituciones enteras. La Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organizations (JCAHO) informó que las fallas en la comunicación son la causa principal de cirugías en el sitio equivocado, eventos en el transoperatorio y postoperatorios, eventos centinela, retrasos en el tratamiento y errores de medicación. El resultado ha sido un grupo creciente de intervenciones de capacitación de equipos y consultores que pueden mejorar la calidad y la efi­ciencia de nuestro trabajo clínico a través de un mejor trabajo en equipo.


Es importante precisar la diferencia entre el equipo multidisciplinario y el equipo interdisciplinario; en el primero cada profesional actúa de acuerdo a su saber, con lo cual hace una fragmentación del conocimiento, opuesto al equipo interdisciplinario en donde existe una interacción entre dos o más disciplinas, teniendo como resultado una Práctica Colaborativa (CP por sus siglas en inglés).

A pesar de las recomendaciones de educar y trabajar en equipo, en la práctica cotidiana se opta por trabajar en grupo, es decir, trabajar individualmente. Se ha identi­ficado que la mayor parte de los eventos adversos son derivados de problemas de comunicación o un de­ciente trabajo en equipo más que a las habilidades técnicas del cirujano. Esto no se trata únicamente de tener al cirujano más preparado, sino que este cirujano cuente con otras habilidades que sean complementarias a su trabajo, y de esta manera procurar la seguridad del paciente durante su estancia en el quirófano.

Las organizaciones de atención médica deberían tratar de proporcionar una atención excepcional al paciente adoptando una amplia cultura de equipo en la que ciertos valores y principios se compartan y se comuniquen de forma transparente entre los miembros del equipo, incluidos los pacientes que deberían ubicarse en el centro de la atención.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


miércoles, 18 de abril de 2018



Para nuestro Centro Colaborador es muy importante promover la refl­exión continua en torno a la calidad de la atención y la seguridad del paciente en los servicios de salud. Por ello, en este número abordaremos la resistencia bacteriana a los antimicrobianos que se han convertido en un problema de salud pública de alcance global. En efecto, a 86 años del descubrimiento de la penicilina estamos enfrentando bacterias multirresistentes e incluso panrresistentes lo que di‑culta el tratamiento de los pacientes, incrementa los costos de la atención de la salud y eleva la mortalidad provocada por este tipo de infecciones. Se comentarán algunos de los factores que contribuyen a la aparición de estas bacterias, entre los que se encuentran el acceso a los medicamentos o a la baja calidad de éstos, la mala prescripción de los mismos por parte del personal médico, además del uso de antimicrobianos en dosis no óptimas en la ganadería y la avicultura, agregándole como ingrediente fundamental las de‑ciencias en la prevención y control de infecciones, así como la debilidad de los sistemas de vigilancia que contribuyen a la diseminación de estos microrganismos. Ante esto se menciona que de acuerdo con un estudio nacional representativo de prevalencia puntual, menos de 13% de los hospitales mexicanos estudiados contaban con una política escrita de desescalamiento de antibióticos en 2011, concluyéndose que tampoco existe en México una política nacional de uso apropiado de antibióticos, por lo que el tema es sin duda por demás pertinente, tal y como lo veremos en el primer artículo del boletín.


Por otra parte, resulta necesario revisar un padecimiento considerado como de los primeros en lo que a causas de muerte y atención hospitalaria en México corresponde, el infarto agudo al miocardio (IAM), padecimiento con el que se pretende que a través de una evaluación, podamos tener un acercamiento a la medición de la calidad de la atención que explique la heterogeneidad de los niveles de mortalidad entre las entidades federativas. En este sentido, está documentado que la sobrevivencia para esta afección varía fuertemente dependiendo de la calidad de la atención recibida.2 Contar con un mejor acceso a cuidados intensivos de alta calidad, incluyendo transporte oportuno del paciente, intervenciones médicas efectivas e instalaciones y cuidados de salud especializados, explican en gran medida los diferenciales existentes.

Complementando los dos temas previos, se da continuidad al seguimiento al tema de la percepción de seguridad del paciente que tienen los médicos residentes, tocando el turno a los adscritos al servicio de urgencias. El conocimiento que se obtiene de este análisis propicia la búsqueda de estrategias que permitan prevenir la ocurrencia de eventos adversos en los pacientes, lo que con frecuencia ocurre debido a las largas jornadas que cubren los residentes, la falta de dotación suficiente de personal, así como problemas internos de coordinación en los cambios de turnos, por mencionar algunos aspectos.
Finalmente, otro de los temas abordados es el de las cirugías innecesarias (principalmente cesáreas), que conforme a lo reportado en las Encuestas Nacionales de Salud 2000, 2006 y 2012, se han incrementado en 50.3%, al pasar de 30.0 a 45.1%.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 16 de abril de 2018

Derecho a la salud 1

CONDUCE: 
  • Dra. Carina Gómez Fröde
INVITADOS: 
  • Dra. Martha Hijar Medina - Investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública
  • Dra. Eréndira Salgado Ledesma - Coordinadora General Académica, Facultad de Derecho, Universidad Anáhuac
  • Dra. Zoraida García Castillo - Coordinadora de la Licenciatura en Ciencia Forense, Facultad de Medicina, UNAM



El error de diagnóstico concebido como incidente adverso ¿Cómo favorecer el diagnóstico?


Los errores vinculados a la atención médica representan en la actualidad un serio problema de salud pública y son vistos como una amenaza latente que puede vulnerar la seguridad del paciente. Sin embargo es necesario precisar que todos los pacientes son potencialmente vulnerables por la naturaleza misma de la atención médica, como consecuencia, los errores tienen un precio muy alto, desde el punto de vista humano, económico y social. Es necesario mencionar que el error de diagnóstico no siempre se debe a un error humano; a menudo, ocurre debido a errores en el sistema de atención médica.

En un estudio basado en la realización de encuestas (N= 2201) se identi­ficó que 55% de los encuestados menciona un error de diagnóstico como su principal preocupación al acudir con el médico. Una de las principales limitantes para concluir en un diagnóstico asertivo, son las comorbilidades inherentes al paciente, las cuales pudieran “enmascarar” la enfermedad principal y por consecuencia demeritar el diagnóstico.

En la CONAMED, con base en la estadística institucional, se ha identi­ficado que en el periodo 2002-2016 se presentaron 24,809 quejas, por 42,360 motivos desagregados, entre ellos, el diagnóstico con 9,019 motivos de queja. En la grá­fica 2, se presentan por porcentaje los principales submotivos de queja relacionados con el diagnóstico en donde el diagnóstico erróneo es el principal de esta categoría, considerando las cifras antes presentadas por algunos referentes internacionales, es uno de los problemas que debemos sin duda, disminuir en cantidad de ocurrencia.


Ante estas cifras, podemos a­rmar que resulta necesario adoptar medidas que favorezcan y apoyen a los profesionales de la salud al momento de realizar un diagnóstico. Leape, Berwick y Bates estimaron que 80 mil muertes por año podrían ser causadas por un error de diagnóstico, incluidos errores ambulatorios. Tanto los estudios de revisión de casos como los estudios de afi­rmaciones cerrados encuentran que los errores de diagnóstico tienen más probabilidades de causar daño que otros problemas de seguridad del paciente.

A manera de conclusión no podemos dejar de lado la necesidad de poner en la mira el diagnóstico y el error de diagnóstico, ya que en la actualidad en nuestro país, no son un objetivo del Sistema de Salud, siendo este documento uno de los esfuerzos enfocados a manifestar la urgente necesidad de investigar, pero sobre todo de actuar en la mejora del proceso de diagnóstico, inicialmente para conocer la epidemiología de los errores de diagnóstico, las causas del error de diagnóstico y las estrategias de prevención de errores, para que los establecimientos de atención medica adopten políticas y prácticas que promuevan una cultura no punitiva que valora la discusión abierta y la retroalimentación.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


viernes, 13 de abril de 2018



El cine relacionado con el ejercicio de la medicina y el derecho fundamental a la protección de la salud


De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, para que se pueda lograr al grado máximo el derecho a la salud se deben conjuntar una serie de criterios sociales que propicien el bienestar de todas las personas. El goce del derecho a la salud está estrechamente relacionado con el de otros derechos humanos. Es decir, la salud no es sólo la ausencia de la enfermedad, sino un estado completo de bienestar físico y mental.

En las últimas décadas hemos presenciado los grandes avances de la medicina contemporánea, los cuales de acuerdo a Ruy Pérez Tamayo han creado serios problemas de ética médica, que deben agregarse a los que existen desde los tiempos de Hipócrates. Si bien, por un lado la televisión y el cine pueden tergiversar la realidad en torno a los servicios de salud, así como también proporcionar información médica inexacta, exagerando posibles peligros en los avances científi­cos (o hasta incluso inventando, muy a la moda con el concepto de “posverdad”, incluido recientemente en el Diccionario de Oxford); lo cierto es que el arte cinematográ­fico constituye un instrumento muy valioso para la educación de la salud.


El cine puede introducirse en la enseñanza de la salud bajo dos modalidades: como apoyo para estudiar una temática jurídica especí­fica, como por ejemplo (las enfermedades en el cine); o bien, como una asignatura o curso especí­fico “El cine y el derecho a la protección de la salud”. Son numerosas las películas que ofrecen la oportunidad al profesor para llevar a cabo un estudio donde la salud es analizada en el contexto social, o bien, donde los diversos problemas pueden ser estudiados conjuntamente. A través de la aplicación del cine a la enseñanza de temas de salud, el alumno podrá acercarse a la cuestión médica en forma más realista, más interesante y más amable. El cine también puede servir para plantear hipótesis, reales o ficticias, sobre asuntos cotidianos o lejanos y desconocidos.

En esta ocasión, continuando con la tradición, la CONAMED se ha dado a la tarea de preparar el libro “El cine relacionado con el ejercicio de la medicina y el derecho fundamental a la protección de la salud”, conformado por reseñas y comentarios a 19 cintas cinematográficas, escrito por médicos y abogados, servidores públicos, quienes trabajamos orgullosamente para dicha institución. Cabe recordar que la CONAMED es una institución que se dedica desde hace más de veinte años, a resolver las controversias que se presentan entre los médicos y los pacientes. En ese sentido, entre los temas que serán abordados en los números subsecuentes se encontrarán los principios éticos de la práctica médica.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

viernes, 6 de abril de 2018



La calidad en los servicios de salud debe ser vista como una característica constante e inherente a todos los procesos en las instituciones de salud. Uno de los procesos de gestión de calidad en el que se considera como una de las condicionantes para mantener el estándar de calidad al Implementar procesos de mejora cuando las instancias de arbitraje médico, estatales, o federales, dictaminen quejas “con evidencia de mala práctica y/o con responsabilidad institucional”, es el proceso de Certificación en manos del Consejo de Salubridad General, entendido como un procedimiento de gran impacto, enfocado inicialmente para conocer el estado que guardan los establecimientos de atención médica con respecto a la calidad de la atención y a la seguridad que ofrecen a los pacientes.

En este número revisaremos algunos conceptos relativos a dicho proceso de Certificación con la finalidad de ofrecer una guía general de aquellos temas que son objeto de evaluación por parte de los auditores del Consejo de Salubridad General (CSG) conforme a los Estándares de Certificación 215 del Sistema Nacional de Certificación de Establecimientos de Atención Médica.


Como una manifestación de inconformidad de la calidad de la atención, es necesario revisar qué es y cuál es la importancia de la queja médica considerándola un insumo para llevar a cabo la implementación de modelos de gestión de calidad que considera la experiencia del usuario, además de atender el artículo 54 de la Ley General de Salud, para establecer mecanismos de realimentación al sistema, describiendo su experiencia mediante una queja, reclamación, sugerencia o solicitud de gestión respecto de la prestación de servicios que mediante una queja, reclamación, sugerencia o solicitud de gestión respecto de la prestación de servicios que le fueron otorgados a fin de favorecer la relación entre los pacientes y los profesionales de la salud.

Por otro lado y vinculado al tema sobre la seguridad del paciente, se ha incluido adicionalmente un ejercicio de investigación en el que se han tomado como fuente de información los expedientes de laudos concluidos relacionados con el servicio de traumatología y ortopedia.

Esperamos que los temas que se incluyen en este número propicien la reflexión y permitan considerar en la toma de decisiones una visión compartida con el sentir de los usuarios de los servicios.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


miércoles, 4 de abril de 2018

Es indudable que toda institución de salud tiene el compromiso de promover la seguridad del paciente como uno de sus principios básicos. No obstante y a pesar de las mejores intenciones respecto a la implementación de procesos de calidad y gestión de riesgos es una realidad cotidiana la ocurrencia de eventos adversos que afectan a los usuarios de los servicios de salud. El conocimiento de dichos eventos se constituye en uno de los mayores retos de las instituciones de salud tanto en nuestro país como en la mayoría de los países en vías de desarrollo, siendo lamentablemente una gran limitante para lograr tal conocimiento la ausencia o muy escasa disponibilidad de fuentes de información adecuadas y confi­ables para el registro de incidentes y eventos adversos.

Si bien el informe del Institute of Medicine (IOM) de los Estados Unidos de América estableció que los sistemas de noti­ficación constituyen una estrategia acertada para aprender de los errores y evitar que se presenten nuevamente, al ser dichos sistemas de carácter voluntario su cobertura generalmente es parcial y con frecuencia nunca llegar a implementarse en forma realmente rutinaria. Surge pues la necesidad de contar con otras fuentes alternativas como las encuestas de percepción, los registros administrativos, el uso de los expedientes clínico y otras fuentes indirectas adicionales como las autopsias verbales, ciertas bases de datos y diversas posibilidades más. En este número se describen los alcances, fortalezas y debilidades de algunas de las fuentes potenciales para el estudio de los eventos adversos en salud.


Asimismo revisaremos en este número las cifras de hospitalizaciones innecesarias en el caso de la diabetes mellitus, estimación que parte de las llamadas condiciones sensibles a la atención ambulatoria, y que representa un indicador importante frente a la contención de los costos de la hospitalización. Además hemos incorporado un tema que refleja parte del trabajo efectuado en relación con el desarrollo conceptual de la Clasifi­cación Internacional de Seguridad del Paciente y la taxonomía vinculada, partiendo de la revisión de las hojas de enfermería contenidas en los expedientes de laudos concluidos.

Con la ­finalidad de crear alianzas con los pacientes y los usuarios, se abordan dos tema relacionados con las actividades que se deben desarrollar de manera organizada ante la presencia de incidentes adversos vinculados a la atención médica, cómo actuar con el paciente, cómo hacerle corresponsable de su cuidado, incluyendo a los familiares o cuidadores a través de la revisión de una guía práctica. Finalmente, de manera complementaria, se ha incluido un tema de interés general como lo es el suicidio asistido y la eutanasia.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 2 de abril de 2018



Uno de los incidentes adversos vinculados a la atención médica que se presentan en los establecimientos de atención médica de nuestro país, está relacionado con la cadena transfusional, afectada en todos los procedimientos, desde la selección del donador hasta la transfusión al receptor, incidentes que en algunos casos pueden derivan en la muerte y que desafortunadamente, se siguen presentando. Es necesario continuar hacia adelante con paso fi­rme hacia un sistema de manejo de sangre robusto y unifi­cado, que optimice los costos y favorezca la seguridad transfusional a través de la hemovigilancia hospitalaria.

Si bien el desarrollo de actividades en la medicina transfusional presentan un gran riesgo, hoy en día la sangre que se transfunde en los países desarrollados es más segura que la que se transfunde en los países en vías de desarrollo como México.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda establecer una entidad que coordine un programa nacional de sangre con objeto de asegurar el aprovisionamiento adecuado y oportuno de productos sanguíneos, haciendo énfasis en la necesidad de contar con un programa e­ficaz de aseguramiento de la calidad.

En este sentido, el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) inició sus actividades el 24 de noviembre de 1982 como organismo desconcentrado de la Secretaría de Salud, con la ­finalidad de favorecer la seguridad y acceso a la sangre y sus componentes, se le asignaron las funciones de:

  • Formular y evaluar las políticas y estrategias nacionales en medicina transfusional.
  • Elaborar y expedir normas ofi­ciales mexicanas para la organización y funcionamiento de los servicios transfusionales, así como coadyuvar con la vigilancia de su cumplimiento en coordinación con las unidades administrativas competentes.
  • Promover y supervisar las campañas de captación voluntaria de sangre del Sistema Nacional de Salud, así como establecer y aplicar procedimientos para facilitar, en todo el territorio nacional, la obtención de sangre, componentes sanguíneos y de células progenitoras hematopoyéticas con ­fines terapéuticos.
  • Fungir como apoyo técnico normativo y brindar asesoría en la organización, desarrollo y desempeño de la Red Nacional de los Centros Estatales de la Transfusión Sanguínea.
  • Establecer un registro para el censo de servicios de medicina transfusional, en coordinación con las unidades administrativas competentes.


Las transfusiones de sangre salvan vidas y mejoran la salud, pero millones de pacientes no tienen acceso a sangre segura cuando la necesitan, por lo que su disponibilidad es un asunto importante de salud pública y ésta Comisión ha atendido algunos casos en los que un problema con el uso de sangre o hemoderivados ha sido motivo de queja. En este número, revisaremos entre otros temas, la importancia de la transfusión sanguínea segura, así como algunas cifras de la mortalidad en población usuaria demandante atendida en el proceso de arbitraje médico por la CONAMED.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico