Buscar en Conamed Contigo

You can translate Conamed Contigo by clicking HERE

miércoles, 31 de enero de 2018


Análisis sobre la percepción de la cultura de la calidad y la seguridad del paciente por parte de médicos residentes en los servicios de Psiquiatría



Es indudable que la complejidad en el ámbito de la medicina actual es creciente, debido no solo al desarrollo tecnológico en el manejo de los pacientes sino en parte a las múltiples interrelaciones y factores de tipo organizativo, de gestión, profesional, de incremento de la demanda e insufi­ciencia de recursos humanos y equipamiento, situaciones que han contribuido a que el tema de la seguridad del paciente se posicione en la agenda de salud de todos los países, no siendo México la excepción de ello.

Es en este contexto, que con el ­n de contribuir a dicho propósito, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico conjuntamente con la División de Postgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM llevaron a cabo durante el año 2014 un proyecto a través del cual se buscaba conocer la percepción de los médicos residentes sobre la cultura de la seguridad del paciente en México, mediante la aplicación de un “cuestionario sobre la seguridad de los pacientes en los hospitales”. El objetivo del presente artículo es dar a conocer la percepción que tienen los médicos residentes adscritos a los servicios de Psiquiatría sobre la cultura de seguridad del paciente al interior de los establecimientos del Sistema Nacional de Salud.

El universo de estudio está conformado por 106 médicos residentes adscritos a los servicios de psiquiatría, de los cuales 58.5% son mujeres (62) y 41.5% hombres (44); la edad promedio se ubicó en 28.3 años, con un rango de edad entre los 24 y los 36 años, centrándose particularmente en el grupo 27-29 años (con 56.6% de los médicos).

De los resultados obtenidos en el presente estudio se desprenden algunos hechos incuestionables que por su relevancia e impacto sobre la seguridad del paciente, deberían ser considerados por los directores de todos los establecimientos médicos del Sistema Nacional de Salud en la implementación de estrategias de mejora. Entre estos hechos, mencionamos la necesidad de revisar las jornadas de trabajo impuestas al personal residente, quienes sin duda representan los trabajadores (sin ser reconocidos plenamente como tales por su calidad de médicos en formación) que cubren el mayor número de horas.

Entre las dimensiones que intervienen o que impactan en los niveles de seguridad de los pacientes, destacan por sus bajos niveles de positividad, al interior de la unidad y/o el servicio, en relación a los rubros de expectativas y acciones de la dirección y supervisión; así como la franqueza de la comunicación, particularmente en relación a la comisión de errores.
Resulta verdaderamente necesario que se implementen estrategias de apoyo y de gestión a la promoción de cada una de las dimensiones señaladas en el cuadro 3 a fi­n de que en su conjunto se logre la conformación de una política de promoción a la seguridad del paciente.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:

centrocolaborador@conamed.gob.mx



Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 29 de enero de 2018

El Índice de Densidad de Recursos para la Salud (IDRS): una medición indispensable


Cuando se analiza y evalúa el desempeño de un sistema de salud, es necesario partir del análisis básico de los recursos que lo constituyen, es decir partir del análisis de su infraestructura fundamental compuesta por el número de médicos y enfermeras disponibles, el número de consultorios de consulta externa, las camas hospitalarias, los quirófanos y los tomógrafos etc., con los que se cuenta. A través de estas mediciones, podemos comparar como se encuentra la disponibilidad de algún recurso especí­fico con respecto a la población bene­ficiaria.
Por este motivo, hemos construido el “índice de densidad de recursos para la salud” (IDRS), que permita de manera sencilla evaluar globalmente la disponibilidad de recursos de los sistemas de salud.
Existe una relación directamente proporcional entre el grado de densidad de recursos que se destinan a la atención de la salud y el grado de seguridad en salud de la población benefi­ciaria. La seguridad de los usuarios de los servicios de salud está determinada por la calidad de la atención médica que recibe y esta calidad está condicionada a su vez por la disponibilidad de recursos que deben ser sufi­cientes, accesibles, oportunos y e­ficaces para la prevención y atención de los problemas de salud.
En nuestro ejemplo, en el cuadro anterior se puede observar que el sistema 3 es el que obtuvo el mayor Índice de Densidad de Recursos para la Salud, con una cifra de 93.13, seguido del 1 que obtuvo un índice de 61.59 seguidos de los sistemas 5, 2 y 4 con índices de 52.20, 25.62 y 24.89 respectivamente.
A manera de conclusiones podemos señalar que el Índice de Densidad de Recursos para la Salud es una herramienta estadística que nos permite evaluar sintéticamente la concentración de recursos con los que cuenta un sistema de salud determinado para atender a su población benefi­ciaria.
El análisis de la evolución del IDRS nos permite observar como es el desarrollo de la infraestructura de los sistemas de salud, con respecto al tiempo y es una herramienta valiosa para la rendición de cuentas en el campo de la salud.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

viernes, 26 de enero de 2018


Medicina tradicional


La medicina tradicional es reconocida hoy como un recurso fundamental para la salud de millones de seres humanos, es una parte importante de la cosmovisión de los pueblos indígenas y representa el conocimiento milenario sobre la madre tierra y el uso de plantas medicinales que los indígenas han resguardado y que tiene un valor incalculable fortaleciendo y preservando su identidad. Es catalogada como un componente esencial del patrimonio tangible e intangible de las culturas del mundo. La medicina tradicional mexicana es un mosaico de piezas procedentes de culturas diferentes que han determinado históricamente el desarrollo de la cultura nacional.


La Organización Mundial de la Salud efectuó un análisis general de la situación actual de la medicina tradicional en todo el mundo, colaborando con expertos y defi­niendo una estrategia sobre la medicina tradicional de 2014 a 2023. Los objetivos estratégicos de la OMS sobre la medicina tradicional van enfocados en aprovechar las posibles contribuciones de las medicinas tradicionales enfocadas en la salud, el bienestar, y en la atención centrada en la persona así como la cobertura universal en salud.
En México tenemos más de 60 pueblos indígenas que representan un 10% aproximado de la población total. Es indispensable conocer con precisión la dinámica de este fenómeno de la cultura popular, así como su extensión, trascendencia social y médica. En México se han desarrollado algunos proyectos para poder conocer más sobre la medicina tradicional, un claro ejemplo lo tenemos por parte del Institutito Mexicano del Seguro Social (IMSS), iniciado con el programa de solidaridad social IMSS COPLAMAR actualmente IMSS Prospera.

Entre 1990 y 1994 la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Nacional Indigenista (INI) elaboraron la base de la biblioteca de la medicina tradicional mexicana, la cual contiene información de consulta y un recorrido interactivo, ofreciendo nombres, conceptos, pueblos, enfermedades, recursos materiales y simbólicos.

A pesar de los importantes progresos realizados en el estudio de la medicina tradicional se siguen teniendo problemas en relación con el desarrollo y aplicación de políticas. Se deben aumentar las actividades de investigación y desarrollo, con el fi­n de mejorar la calidad y seguridad en lo que respecta a la evaluación de productos y servicios, así como reglamentar y controlar la publicidad sobre la medicina tradicional.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


miércoles, 24 de enero de 2018


Taxonomía de los incidentes adversos identi­ficados en las hojas de Enfermería de los expedientes de laudos concluidos en la CONAMED en el año 2013

El proceso de atención médica requiere que se lleve a cabo a través de cuidados seguros, los cuales en una gran medida son proporcionados por el personal de enfermería que sin duda es puesto a prueba en distintos momentos, cuando a través de su experiencia debe decidir en cierto momento y ante esto, cabe la posibilidad poner en riesgo la seguridad de los pacientes o generar de manera involuntaria la ocurrencia de incidentes adversos leves que pueden pasar desapercibidos por el paciente.
Ante la necesidad de contar con una herramienta que favorezca el análisis de estos eventos, la Organización Mundial de la Salud desarrollo con un grupo de expertos, con la ­finalidad de contar con un sistema de categorías vinculadas entre sí por relaciones semánticas, donde el eje central de éstas gira entorno a la seguridad del paciente y los eventos adversos.
Si bien la CISP reconoce que los incidentes y los eventos adversos constituyen la parte más visible de las eventualidades que evidencian la inseguridad del paciente, haciendo hincapié en la identificación y reducción de riesgos, la prevención, la detección de los incidentes y la evaluación del sistema de manera integral y los procesos que de la prestación de servicios médicos se desprenden. La Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), bajo el tenor de Centro Colaborador de la OPS/OMS en materia de Calidad y Seguridad del Paciente, inició en el 2014, un trabajo sistemático de análisis de expedientes de los laudos concluidos, con base en la CISP, de tal manera que se integraron aportaciones y propuestas a la clase superior.
Los resultados que se presentan en este cuadro, nos permite identifi­car que los incidentes que en mayor proporción se presentaron en los formatos de enfermería de los expedientes de los laudos, están vinculados estrechamente con las actividades destinadas al personal de enfermería; como lo son los procesos/procedimientos clínicos, y el manejo de medicamentos y líquidos para su disolución y administración.
A manera de conclusión, podemos mencionar que en su mayoría las quejas presentadas en la CONAMED, generalmente estén relacionadas con la intervención del personal médico, cabe resaltar que mediante el análisis realizado se puede identifi­car la importancia de la labor del personal de enfermería para poder captar a tiempo la posible presencia de un evento adverso.
Puedes consultar este artículo la siguiente liga:

Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:



Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 22 de enero de 2018


Nuevo sistema penal acusatorio


Los principios en los que se basa el nuevo sistema penal son los de publicidad, contradicción, concentración, continuidad, inmediación y continuidad. Tomando en cuenta estos principios, se efectuó un análisis comparativo entre el nuevo sistema penal acusatorio y el viejo sistema penal de tipo inquisitivo destacándose las siguientes diferencias signifi­cativas.
El nuevo sistema penal se basa en juicios orales públicos mientras que el viejo sistema era de carácter escrito y basado en la secrecía. En el sistema acusatorio se concentran los actos jurídicos en un solo evento y se tienen resultados inmediatos, mientras que en el proceso inquisitorio los actos jurídicos se realizaban en fases sucesivas e intermitentes y los resultados se obtiene en plazos mediatos, el acusado es protagonista y parte central del proceso mientras que en el sistema inquisitivo el acusado prácticamente está ausente durante todo el proceso. Las pruebas se constituyen en el momento del juicio oral mientras que en el viejo sistema las pruebas se van constituyendo en el largo plazo que duran las investigaciones.


Entre los retos del nuevo sistema penal acusatorio se analizó en perspectiva que será necesario lograr la convivencia de los juicios orales y la ­figura jurídica del amparo que se sustenta fundamentalmente en procedimientos escritos. Se analizaron las posibles implicaciones que tendrá la CONAMED respecto al nuevo sistema penal acusatorio y se concluyó que será necesario que la comisión cuente con médicos especialistas certi­ficados como peritos que participen en los juicios orales a los que sean convocados para argumentar los resultados de los peritajes realizados cuando se emiten dictámenes. Así mismo, se analizó que la tendencia a nivel internacional es hacia la implantación de juicios orales y que esta tendencia no es solo en el campo del derecho penal sino también en materia civil y administrativa. Se comentó que la CONAMED es una instancia que actúa fundamentalmente en el campo del derecho civil y que existen muchas posibilidades de que en el futuro, los laudos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico también pudieran abordarse a través del proceso de los juicios orales.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

viernes, 19 de enero de 2018

¿Cuál es la importancia de la investigación epidemiológica en la práctica clínica y la seguridad del paciente?


La investigación epidemiológica la podemos defi­nir como el proceso de generación de conocimientos acerca de las causas, frecuencia y distribución de las enfermedades y los factores que las determinan. La importancia que ha tenido y tiene la investigación epidemiológica respecto a la práctica clínica y especí­ficamente con la seguridad del paciente, reside en su utilidad y capacidad para generar conocimientos nuevos que mejoran la calidad de la práctica clínica y las medidas de seguridad del paciente.

Entre las principales contribuciones que la investigación epidemiológica ha realizado para mejorar la práctica clínica, podemos identi­ficar la generación de conocimientos nuevos relacionados con la historia natural de las enfermedades, las acciones preventivas y de promoción de la salud cada vez más efectivas, el descubrimiento de nuevas enfermedades y entidades nosológicas, la identifi­cación y precisión de la red causal de los padecimientos, el desarrollo de técnicas y dispositivos de diagnóstico clínico, el desarrollo de medicamentos y biológicos más efi­caces y el desarrollo de medidas preventivas cada vez mejores para evitar los eventos adversos en la práctica clínica.


Un primer ejemplo es la investigación realizada por el médico cubano Carlos J. Finlay en 1881 en la que descubrió que la ­fiebre amarilla era provocada por un virus (agente causal) transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Descubrió que cuando un mosquito sano pica a una persona enferma de fi­ebre amarilla, este mosquito, funcionando como vector, adquiere el virus causante de la enfermedad y al picar a una persona sana (huésped), le transmite el virus, y esta persona presenta síntomas después de un periodo de incubación de 3 y 5 días. Además, observó que los enfermos que curaban de la ­fiebre amarilla quedaban inmunizados contra la enfermedad, lo que dio pie al desarrollo posterior de la vacuna contra la enfermedad.

Otro ejemplo de investigación emblemática que contribuyó a la generación de acciones preventivas y de promoción de la salud es la realizada por el Dr. John Snow a mediados del siglo XlX en Inglaterra, respecto al cólera, observó que existía una asociación entre las personas que habían fallecido por ese padecimiento y el origen del agua que habían bebido recientemente. A través de ubicar en el mapa de la ciudad, de manera muy precisa, las direcciones de cada uno de los fallecidos por cólera en el periodo 1848-1854, logró identi­ficar una asociación entre las tasas de mortalidad distritales y las compañías abastecedoras de agua.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:



Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


jueves, 18 de enero de 2018

6 DE FEBRERO DÍA INTERNACIONAL DE LA TOLERANCIA CERO CONTRA LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA



El 20 de diciembre de 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución en la cual exhorta a los Estados, al sistema de la ONU, a la sociedad civil y a todas las partes implicadas a seguir observando el 6 de febrero como el día internacional de la tolerancia cero contra la mutilación genital femenina y mejorar las campañas de sensibilización y tomar medidas concretas contra la mutilación genital femenina.

La mutilación genital femenina comprende todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos.

La mutilación genital femenina es un problema de carácter global, que afecta a comunidades en Asia, Australia, Europa, América del Norte y del Sur, más allá de la región Africana y el Oriente Medio que es en donde más prevalece.

La mutilación genital femenina viola los derechos humanos, refleja una desigualdad entre los sexos y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer. Cuando es practicada en menores constituye una violación de los derechos de las niñas. Asimismo, viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, así como el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento produce la muerte.

En México, conforme al primer párrafo del artículo 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se encuentran prohibidas las penas de muerte, de mutilación, de infamia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, la multa excesiva, la confiscación de bienes y cualesquiera otras penas inusitadas y trascendentales.
 
María Ahuja
Subcomisión Jurídica
CONAMED

miércoles, 17 de enero de 2018


Hospitales prehispánicos 


En el México Prehispánico, la práctica nosocomial en los aztecas no fue desconocida; sus emperadores no olvidaron abrir asilos a los infelices agobiados por los padecimientos. Los aztecas tuvieron algo semejante a hospitales, los que eran sostenidos con el sobrante de las cosechas del diezmo destinado para el culto de los dioses. En Tenochtitlan hubo hospitales para los viejos y enfermos.
En Tenochtitlan hubo hospitales para los viejos y enfermos; Moctezuma II tenía en el palacio imperial una casa para las enfermedades incurables y extraordinarias; estaba anexo al templo mayor un hospicio y junto al mismo templo, un edi­ficio llamado Netlatiloyan que estaba consagrado al dios Nanahuatl donde se acogían los leprosos. Los médicos estuvieron organizados en varios grupos. Un primer grupo conformado por los médicos sacerdotes que debían diagnosticar y tratar los males enviados por la divinidad a la que servían.
Un segundo grupo fue el de los médicos hechiceros que combinaban la magia blanca con la negra; tenían habilidades para sanar o provocar la enfermedad. Un tercer grupo, el más numeroso e importante, era el de los médicos empíricos que transmitían las prácticas aceptadas. Los hospitales en América surgieron con características semejantes a las de los nosocomios europeos de la edad media y al mismo tiempo con rasgos de las ideas más avanzadas de su época.
Respecto a la Nueva España, las instituciones hospitalarias fueron fruto de una idea de la vida frente a una serie de necesidades. La enseñanza de la medicina en la Real y Pontifi­cia Universidad de México, fue puramente verbalista, en latín del siglo XII, excepto en la cátedra de anatomía donde podía discutirse en romance; no se tenía contacto con los enfermos y no se disecaba el cadáver durante el aprendizaje de la anatomía hasta 1546. México prácticamente ingresó en la modernidad con la Ley del 25 de junio de 1856, que ordenó la desamortización de los bienes inmuebles de las instituciones religiosas. El 16 de agosto de 1847 se libró orden que pone a disposición del Excelentísimo Ayuntamiento el local del colegio de San Pablo para ser destinado a hospital.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:



Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico



Análisis sobre la percepción de la cultura de la calidad y la seguridad del paciente por parte de médicos residentes en los servicios de Psiquiatría


Es indudable que la complejidad en el ámbito de la medicina actual es creciente, debido no solo al desarrollo tecnológico en el manejo de los pacientes sino en parte a las múltiples interrelaciones y factores de tipo organizativo, de gestión, profesional, de incremento de la demanda e insufi­ciencia de recursos humanos y equipamiento, situaciones que han contribuido a que el tema de la seguridad del paciente se posicione en la agenda de salud de todos los países, no siendo México la excepción de ello.

Es en este contexto, que con el ­n de contribuir a dicho propósito, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico conjuntamente con la División de Postgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM llevaron a cabo durante el año 2014 un proyecto a través del cual se buscaba conocer la percepción de los médicos residentes sobre la cultura de la seguridad del paciente en México, mediante la aplicación de un “cuestionario sobre la seguridad de los pacientes en los hospitales”. El objetivo del presente artículo es dar a conocer la percepción que tienen los médicos residentes adscritos a los servicios de Psiquiatría sobre la cultura de seguridad del paciente al interior de los establecimientos del Sistema Nacional de Salud.

El universo de estudio está conformado por 106 médicos residentes adscritos a los servicios de psiquiatría, de los cuales 58.5% son mujeres (62) y 41.5% hombres (44); la edad promedio se ubicó en 28.3 años, con un rango de edad entre los 24 y los 36 años, centrándose particularmente en el grupo 27-29 años (con 56.6% de los médicos).


De los resultados obtenidos en el presente estudio se desprenden algunos hechos incuestionables que por su relevancia e impacto sobre la seguridad del paciente, deberían ser considerados por los directores de todos los establecimientos médicos del Sistema Nacional de Salud en la implementación de estrategias de mejora. Entre estos hechos, mencionamos la necesidad de revisar las jornadas de trabajo impuestas al personal residente, quienes sin duda representan los trabajadores (sin ser reconocidos plenamente como tales por su calidad de médicos en formación) que cubren el mayor número de horas.

Entre las dimensiones que intervienen o que impactan en los niveles de seguridad de los pacientes, destacan por sus bajos niveles de positividad, al interior de la unidad y/o el servicio, en relación a los rubros de expectativas y acciones de la dirección y supervisión; así como la franqueza de la comunicación, particularmente en relación a la comisión de errores.

Resulta verdaderamente necesario que se implementen estrategias de apoyo y de gestión a la promoción de cada una de las dimensiones señaladas en el cuadro 3 a fi­n de que en su conjunto se logre la conformación de una política de promoción a la seguridad del paciente.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:

Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:




Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 15 de enero de 2018


Ponderación de derechos en la transfusión sanguínea a los pacientes Testigos de Jehová


Los testigos de Jehová componen un grupo religioso de rápido crecimiento en México y en América Latina, lo que ha dado a conocer el hecho de que por razones religiosas se niegan a intervenciones médicas como las transfusiones sanguíneas, creando problemas éticos y jurídicos a los prestadores de servicios de atención médica, al no existir legislación que respalde la atención a este tipo de usuarios. El tema que pretendo abordar es complicado, sobre todo al establecer una ponderación de derechos que es más complicada de lo que parece, sobre todo si nos enfocamos en un aspecto médico y por consiguiente jurídico, el paciente testigo de jehová, tiene el derecho a la libertad de culto y sobre todo a la autodeterminación de decidir si se transfunde o no.
Estos pacientes consideran que al rechazar una transfusión sanguínea, se encuentran ejerciendo sus derechos a la libertad religiosa, sin embargo, es posible que este derecho pueda afectar otros derechos fundamentales como los es la salud y por consiguiente la vida.

En los procedimientos quirúrgicos que requieren hemotrasfundir al paciente testigo de Jehová, el médico queda obligado a ofrecer al paciente métodos alternativos para la recuperación de células o el uso de la eritroproyetina, que es una hormona glicoproteica de gran importancia para la formación de glóbulos rojos durante la generación de sangre (hematopoyesis), pero habrá casos en los que no se pueda recurrir a métodos alternativos y ahí comienza la importancia de establecer un criterio.

El derecho a la vida y salud del paciente, se encuentran protegidos en el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, lo que signifi­caría realizarle la transfusión de sangre. En este caso, el paciente está poniendo en peligro su vida al rechazar la transfusión de sangre, la omisión del médico puede originar un homicidio culposo, concluyendo que si realizamos una ponderación de derechos basándonos en los diferentes criterios podríamos resumir que la salud y la vida son necesarios para el ejercicio de otros derechos, además de que el propio marco jurídico de las asociaciones religiosas, establece que nada de lo que se ejerza en las diferentes religiones podrá ir en contrasentido de lo que marque el derecho vigente en México.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:

Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

jueves, 11 de enero de 2018


Eutanasia, suicidio asistido y voluntad anticipada: un debate necesario


La palabra eutanasia deriva de los vocablos griegos eu = bueno y thanatos = muerte, por lo que literalmente signifi­ca buena muerte. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las de­finiciones existentes sobre la eutanasia no son exactas y pueden variar de una persona a otra, pero tienen varios elementos en común. El suicidio medicamente asistido se podría de­finir como “la ayuda que da un médico a un paciente, en respuesta a su solicitud, proporcionándole los medios para suicidarse y es el paciente quien realiza la acción final que causa la muerte”.
La voluntad anticipada es un concepto de índole más general que los dos anteriores y se puede entender como “el proceso mediante el cual una persona planifi­ca los tratamientos y cuidados de salud que desea recibir o rechazar en el futuro.
Existe consenso en que es necesario debatir el tema, en el contexto actual en que se ha incrementado el número de personas con padecimientos en fase terminal y por otro lado, porque existe una mayor exigencia de respeto a los derechos humanos, al derecho a la salud y a los principios de libertad y autonomía de los pacientes.


Los partidarios convencidos de la necesidad de que esta práctica se legalice plantean que “el argumento poderoso a favor de la eutanasia es permitir al paciente poner término a sufrimientos innecesarios y degradantes que no le permiten llevar una vida digna. Por otro lado, existen los argumentos en contra que señalan que “el médico tiene como función la de salvar vidas, no destruirlas”, “la legalización de la eutanasia podría traer como consecuencia que se llegaran a cometer actos criminales en pacientes que no han expresado su consentimiento o bien son incapaces de expresar su deseo de morir. En México, un reto principal que enfrenta el Sistema Nacional de Salud es el de incrementar el alcance de la legislación existente sobre voluntad anticipada en el sentido de ampliar la gama de opciones a las que tendría derecho dentro del principio de autonomía. Una solución más humana para los enfermos en situación terminal es el de otorgarles medicamentos cada vez más efi­caces para abolir el dolor y el sufrimiento y sin que tengan como efecto colateral el acortamiento de la vida. La ciencia está avanzando con pasos agigantados en ese sentido, de tal forma que muchos expertos consideran que la aprobación de la eutanasia y el suicidio asistido saldrá en breve del centro del debate y este se concentrará en la aprobación de técnicas y medicamentos paliativos cada vez más efi­caces para hacer la muerte más humana.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:



Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico


martes, 9 de enero de 2018

Se encuentra disponible en línea el Suplemento de la REVISTA CONAMED, 2017

Suplemento, Vol. 22, Núm. 1Sup (2017)


Editorial
  • Ana María Carrillo, Guadalupe S García de la Torre
Artículo Especial
  • Joel Vargas Domínguez
  • Sonia Beatríz Fernández Cantón
  • Sonia Beatríz Fernández Cantón
  • Anagricel Camacho-Bueno
  • Nydia Aguirre Bolanos
  • Norma Janeth Hernández Serrano
  • Xochitl Martínez Barbosa
  • Gabriela Castañeda López
  • Martha Eugenia Rodríguez
  • Carlos Ortega Ibarra
  • Imelda Paola Ugalde-Andrade
  • Juan Pablo Vivaldo Martínez
  • Carlos Recio-Dávila
  • Blanca Irais Uribe Mendoza
  • Guillermo Fajardo-Ortíz

Años de vida perdidos por muerte prematura en población mexicana según condición de habla de lengua indígena

 

Las personas desean tener una vida larga de calidad y con oportunidades, esto se logra cuando se dispone entre otras cosas, de un ingreso corriente per cápita, educación, acceso a la seguridad social, servicios de salud, servicios básicos de la vivienda, alimentación y grado de cohesión social. Actualmente la población mexicana vive más años y en promedio muere a edades mayores, pero ese incremento en la esperanza de vida no necesariamente garantiza buen estado de salud. Los indicadores de salud basados exclusivamente en la mortalidad, se han mostrado insu­ficientes para describir la evolución del estado de salud de una población. Es necesario utilizar indicadores que ilustren sobre la pérdida que sufre la sociedad como consecuencia de la muerte de personas jóvenes o de fallecimientos prematuros como el indicador de años perdidos muerte prematura (APMP). Para calcular los años perdidos por muerte prematura (APMP) se empleó la base de datos de defunciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 2015, tomando en cuenta la esperanza de vida en México estimada por ese mismo instituto (75 años para ambos sexos en 2015). El panorama epidemiológico de nuestro país muestra un patrón donde las enfermedades crónicas no transmisibles representan las principales causas de mortalidad, tanto en hombres como en mujeres. La causa de muerte que presentó un descenso fue agresión con disparo de armas de fuego (-29.7%) (Cuadro I).

Este breve panorama (sumamente simplifi­cado) subraya las desigualdades evitables en materia de salud entre la población hablante de lengua indígena y el resto de la población de nuestro país. Es innegable que la atención a la salud es uno de los componentes básicos de las condiciones de bienestar de cualquier tipo de población en nuestro país. En esencia, lo que se desprende del análisis de las principales causas de APMP en la población hablante de lengua indígena, es el dominio de las enfermedades crónicas y degenerativas o no transmisibles, así como el no abatimiento de la desnutrición. Además, el panorama que presenta esta población también necesita de una mirada diferente para entender y cuanti­ficar mejor sus necesidades de salud.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 8 de enero de 2018


Breve introducción a los cuidados paliativos y la importancia de su metodología interdisciplinar


El Programa Sectorial de Salud 2013-2018 (PROSESA), establece como uno de sus objetivos “asegurar el acceso efectivo a servicios de salud con calidad”, siendo una de sus estrategias “crear redes integradas de servicios de salud interinstitucionales”, mediante el reforzamiento de las redes de servicios y procesos para la detección oportuna, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos. En ese sentido, los Cuidados Paliativos son la respuesta justa y digna, basada en la evidencia cientí­fica, que garantiza calidad de vida a los pacientes con dolor crónico y síntomas asociados a una enfermedad incurable, progresiva y avanzada o terminal. Es importante hablar de los CP, pues se estima que anualmente 40 millones de personas requieren de estos cuidados y el 78% de ellas viven en países de ingreso bajo e ingreso mediano. En ese sentido, el presente artículo pretende presentar algunos aspectos esenciales, pues el tema resulta en sí mismo una línea de investigación, donde por supuesto, tiene que ver con aspectos de la bioética (arista que aún no ha sido siquiera mencionada).

La interacción profesional en cuidados paliativos adquiere una relevancia particular en el trabajo decididamente interdisciplinario, que considera la intervención de un equipo conformado principalmente por médicos, enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales, nutriólogos, ­fisioterapeutas, entre otros agentes fundamentales en la toma de decisiones.

La multidisciplina tiene la característica de ser un método que busca ser la sumatoria de conocimientos individuales, resultado del análisis de un mismo objeto de estudio desde cada investigador o experto. A diferencia, la interdisciplina no sólo es la sumatoria de los análisis individuales, sino que en paralelo, se busca hacer converger las metodologías entre investigadores., pone en primer plano al paciente, y se debe hacer una intersección de diagnósticos, en este sentido, el paciente queda al centro de la práctica de Cuidados Paliativos.


La metodología interdisciplinar de los CP, tiene como reto, romper las barreras de comunicación generadas por los celos disciplinares y por supuesto, los egos personales, para poder afrontar los tres rubros importantes ya mencionados que se deben contemplar para los CP (físicos, psicosociales y espirituales).

Puedes consultar este artículo la siguiente liga:


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:




Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico