Buscar en Conamed Contigo

You can translate Conamed Contigo by clicking HERE

miércoles, 14 de noviembre de 2018



Consideraciones generales sobre el significado de una Política de Calidad en Salud.

El caso de México


Actualmente uno de los temas mayormente mencionados en la agenda de salud de nuestro país es el referente a Calidad en Salud. Todas las instancias, desde las de mayor nivel hasta las unidades médicas más pequeñas parecen tener entre sus mayores preocupaciones el definir, asegurar, implementar, evaluar procesos de mejora tendientes a mejorar la calidad de la salud de nuestra sociedad. Sin embargo, parecería que cada una de dichas instancias realiza esfuerzos individuales y desarticulados en relación a la estructura de los servicios nacionales de salud. Esto pudiera ser una simple impresión, o bien podría tener cierto nivel de sustento dada la gran fragmentación que con frecuencia existe en los sistemas nacionales de salud tanto por conformarse por instituciones diferentes, sino por los procesos de descentralización administrativa en el ámbito público y la existencia de un sector importante cuyo quehacer se da en forma desarticulada al resto del sector.

Es precisamente con el fin de abordar y reflexionar sobre los principios rectores de una política de calidad, sin duda tan vital en nuestra vida institucional, que en este breve documento nos hemos propuesto revisar hasta qué punto los esfuerzos realizados en el sector salud en México están integrados o si operativamente se encuentran hasta cierto punto disociados unos de otros, analizando en qué medida la suma de todos ellos integran una verdadera política de calidad en salud, proyecto que debiera ser nuestro propósito y objetivo fundamental.


Puedes consultar este artículo en la siguiente liga:



Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico:


Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

lunes, 12 de noviembre de 2018

4

Evolución y comportamiento de las quejas concluidas en los servicios de Gineco-obstetricia, 

2002-2017

Continuando con la información con respecto a las quejas concluidas originadas en los principales servicios médicos y que fueron registradas ante la CONAMED, se presenta la cuarta monografía referente a los servicios de Gineco-obstetricia. Como se ha mencionado anteriormente, la información aquí presentada es un avance sobre el proyecto de análisis de información estadística sobre la queja médica, mismo que consta de doce documentos según igual número de especialidad médica, y cuya finalidad es la de informar, reflexionar y apoyar tanto a los intereses de la población usuaria de los sistemas de salud, como a los prestadores de servicios y a las autoridades correspondiente



La especialidad de gineco–obstetricia, está compuesta a su vez por dos subespecialidades: la ginecología propiamente dicha y la obstetricia. El peso relativo de cada una de ellas al interior del grupo analizado es variable a lo largo del tiempo, no obstante considerando el periodo en su conjunto las cifras son de 52.7% y 47.3%  respectivamente.


La especialidad que más casos presentó fue Ginecología, con 1,629, sin embargo, obstetricia no presenta mucha diferencia, ya que presenta 1,461. Cabe señalar que cada una de las dos subespecialidades muestra un patrón evolutivo independiente y con perfiles muy distintos: mientras que la ginecología registra apenas un decremento neto de 48% durante el periodo, la evolución de las quejas de obstetricia pone en evidencia un  incremento de más de mil por ciento, ya que comienza con solo 9 casos hacia el inicio del periodo y termina con 110 hacia el final del mismo.


En las cifras anuales muestran variaciones y altibajos a lo largo de los años, con una ligera tendencia hacia la alza, de tal manera que al inicio del periodo (2002) las quejas son 168 y para el último año (2017) se han incrementado a 192, lo cual nos da un incremento del 14.2%.  En cuanto al número anual de quejas el promedio en ginecología es de 101 (con un rango que va entre 159 y 82, con un valor mínimo de 61 en 2016), en tanto que el promedio de obstetricia  es de 91 (y un recorrido entre 9 y 110 en los años analizados, con un valor máximo de 130 quejas en el año 2004. 



 La gráfica anexa muestra la tendencia seguida por cada subespecialidad, llamando la atención el repunte que se da entre 2016 y 2017.


Si usted desea conocer la información completa de la presente monografía, puede consultarla en el siguiente link:


jueves, 18 de octubre de 2018

Evolución y comportamiento de las quejas concluidas en los servicios de Cirugía general, 2002-2017


Evolución y comportamiento de las quejas concluidas en los servicios de Cirugía general, 
2002-2017

Hasta ahora se ha presentado información del contenido de dos monografías sobre las controversias en salud presentadas según tipo de servicio de acuerdo a la información disponible para el  periodo 2002-2013, (Traumatología y ortopedia;  así como Urgencias). En esta ocasión, ponemos a  consideración del público interesado el reporte elaborado sobre el servicio de Cirugía general. Como se ha mencionado anteriormente, la información aquí presentada es un avance sobre el proyecto de análisis de información estadística sobre la queja médica, mismo que consta de 12 monografías según especialidad médica, y cuya finalidad es la de informar, reflexionar y apoyar tanto a los intereses de la población usuaria de los sistemas de salud, como a los prestadores de servicios y a las autoridades correspondientes.



El total de quejas involucradas en el servicio de  cirugía general asciende , para el periodo analizado, a 3,354 y representa 12.5% del total de quejas concluidas en la CONAMED (26,773) durante esos años. Su tendencia al igual que el peso relativo que representa es creciente en el tiempo, con algunas pequeñas fluctuaciones.

Como podemos observar, el servicio de cirugía general es la tercera especialidad en la que más quejas se presentan, únicamente superada por Urgencias y  Traumatología y Ortopedia; de ahí es que deriva la importancia de analizar con más detalle la información respectiva. El servicio de Cirugía lo podemos dividir en: General, laparoscópica, vascular y angiología, enfermedades del colon y recto, urología.

En particular llaman la atención las cifras de los años iniciales 2002-2004, al denotar un comportamiento un tanto atípico, debido  probablemente al desconocimiento e  inestabilidad propia de la reciente creación de la CONAMED; a partir de este punto se mantiene un comportamiento estable con un promedio aproximado de 209 quejas por año (Cuadro 1). 


Si bien a nivel nacional, las quejas se incrementan  en más de 21% entre los años extremos, 2002 y 2017 al pasar en números absolutos de 181 a 220 quejas entre ambos años, este comportamiento muestra diferencias. Tal como lo muestra la gráfica 3 anexa, las tendencias de quejas según el servicio médico particular, varían notablemente, siendo las más representativas cirugía general (2,307) y urología (738), mismas que se mantienen relativamente constantes a lo largo de los 16 años de análisis.


 En contraste, se puede ver que cirugía vascular y angiología es la subespecialidad que muestra más variación en las frecuencias por año, mostrando un crecimiento constante hasta culminar en el año 2015, de ahí comenzar a disminuir hasta el 2017. Por otro lado, cirugía laparoscópica muestra un crecimiento relativamente constante a partir del año 2010. Como se puede observar, el comportamiento de los servicios que componen de manera general las quejas concluidas de Cirugía general, varían conforme a muchos factores, mismos que pueden ser desde su respectiva naturaleza clínica hasta circunstancias particulares como el servicio donde se atendió el paciente, así como la relación médico paciente, etc., no obstante, aquí se presenta de una manera descriptiva las tendencias que siguieron las quejas concluidas durante los años analizados. 




                       Si usted desea conocer la información completa de la presente monografía, 
                                                    puede consultarla en  el siguiente link:

                                         MONOGRAFÍA DE CIRUGÍA GENERAL, 2002-2017




lunes, 15 de octubre de 2018


El financiamiento del sistema público de salud y la seguridad del paciente.
La riqueza de México, se mide a través del Producto Interno Bruto, que ha venido creciendo de forma importante desde la época cardenista hasta nuestros días, alcanzando la cifra de 18 millones de millones de pesos en el 2018.
Históricamente, el Estado mexicano ha venido destinando alrededor del 3 % del Producto Interno Bruto como gasto público para la salud.
Para brindar una atención médica con calidad y seguridad a los usuarios de los servicios de salud, es necesario contar con personal de salud en cantidad suficiente y con el personal adecuado, hospitales y centros de salud suficientemente dotados con el equipamiento e insumos para la salud requeridos para satisfacer las necesidades crecientes de salud de la población.




Para lograr lo anterior, es necesario que se destine el gasto público suficiente que garantice el derecho a la protección de la salud para todos los mexicanos sin discriminación de ningún tipo, llámese pertenencia a clase o estrato social, ubicación urbana o rural o situación laboral. El bajo gasto público en salud ha repercutido en una cobertura de servicios de salud a todas luces insu­ficiente y en una baja disponibilidad de recursos para la atención médica.

Puedes consultar este artículo la siguiente liga: El financiamiento del sistema público de salud y la seguridad del paciente.
Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico: centrocolaborador@conamed.gob.mx
Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

martes, 9 de octubre de 2018


El expediente clínico: consideraciones éticas y legales en torno a la película “Hipócrates”

Los sistemas de salud, se han vuelto cada vez más complejos, lo que conlleva, necesariamente que la relación interpersonal con el usuario de los servicios de salud, se extienda, no sólo a sus familiares, sino a diversos profesionales de salud, directivos y administrativos. Esta intrincada red que se ha formado en el proceso de atención, requiere no sólo de la correcta integración del expediente clínico, sino también de la consulta y análisis de su contenido para la toma de decisiones médicas basadas en las necesidades reales del paciente.

En el periodo de 2010 a 2012, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico emitió 394 dictámenes médicos institucionales a solicitud de Órganos Internos de Control; en un análisis documental retrospectivo se encontró que en 335 casos (85%) hubo deficiencias en los registros médicos. Sin embargo, lo más relevante es que en 170 casos (43%), estas deficiencias entrañaron un riesgo para la salud de los usuarios.




El elemento primordial que debe considerarse es que los registros médicos se emiten en benefi­cio del paciente y han de servir de base para la toma de decisiones aplicando el principio terapéutico.
La trascendencia de los registros médicos completos y verídicos, así como la importancia del conocimiento de su contenido por todos los profesionales que intervienen en la atención del paciente queda de manifestó en la película “Hipócrates”.


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico: centrocolaborador@conamed.gob.mx
Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico

viernes, 5 de octubre de 2018

Evolución y comportamiento de las quejas concluidas en los servicios de Urgencias, 2002-2017



Evolución y comportamiento de las quejas concluidas en los servicios de Urgencias, 2002-2017


Continuando con la difusión de contenidos del proyecto sobre  monografías según tipo de las principales especialidades clínicas, en ésta ocasión se presenta un breve avance en relación a las quejas concluidas vinculadas a los servicios de Urgencias, con el propósito de informar, reflexionar y apoyar a los intereses de la población usuaria de los sistemas de salud, de los prestadores de la atención y de las autoridades correspondientes.


El total de quejas concluidas involucradas en el servicio de urgencias durante el periodo 2002-2017 asciende a 3,602 cifra que representa 13.5% del total de las quejas concluidas en la CONAMED (26,773) durante ese mismo periodo (Cuadro 1). Su tendencia al igual que el peso relativo que representa es creciente a lo largo de los años, con algunas pequeñas fluctuaciones.


En particular llaman la atención las cifras de los años iniciales 2002-2003, al denotar un comportamiento un tanto atípico, debido  probablemente al desconocimiento e  inestabilidad propia de la reciente creación de la CONAMED que la Comisión se daba a conocer después de su creación; a partir de este punto se mantiene un comportamiento estable con un promedio aproximado de 243 quejas por año. 

Como podemos observar en la gráfica 1, los servicios de urgencias ocupan el segundo lugar en relación a quejas presentadas, únicamente superada por traumatología y ortopedia; de ahí es que deriva la importancia de analizar con detalle el contexto en el que se da la atención médica. Por el origen de la queja relacionada con urgencias y por la complejidad de atención de cada una de ellas, el análisis parte de la subdivisión de los datos en dos componentes: urgencias médicas y urgencias quirúrgicas.


En este sentido, la especialidad de urgencias médicas involucra 79.7% de los casos en tanto que las urgencias quirúrgicas lo hacen en 20.3% (Cuadro 2). 


Si bien a nivel nacional, las quejas se incrementan  en más de 270% entre 2002 y 2017, al pasar en números absolutos de 73 a 272 quejas entre ambos años, este comportamiento muestra notables diferencias cuando se analizan a nivel de cada una de las subespecialidades. Así por ejemplo, tal como lo muestra la gráfica 3 anexa, el crecimiento de las quejas relacionadas con las urgencias médicas es bastante mayor (tasa de crecimiento de 577%, pasando de 30 casos en 2002 a 203 en 2017) a la observada en las urgencias quirúrgicas, cuyo crecimiento neto es menos (60%, incrementándose las quejas de 43 a 69 durante los años analizados).












lunes, 1 de octubre de 2018

Migración y Salud


Migración y Salud
Centro Colaborador en materia de Calidad de la Atención Médica y Seguridad del Paciente
Migración y Salud


Se estima que actualmente hay mil millones de migrantes en el mundo de los cuales 258 millones son migrantes internacionales (personas que cambian de residencia a otro país) y otros 763 millones son migrantes internos (personas que cambian de residencia dentro del mismo país). La migración es un proceso que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad por diversas causas entre las cuales se encuentran la búsqueda de la mejora de la calidad de vida, el hambre, los desastres naturales, las guerras o el poder tener acceso a mejores oportunidades de desarrollo académico, entre otras.

La migración es un tema que cada día está tomando mayor relevancia no solo a nivel nacional sino, desde el entorno internacional, esto puede deberse a implicaciones tanto políticas, sociales, económicas e inclusive relacionadas con la salud que además puede tener importantes repercusiones tanto para el país de origen, los de medio camino, como el de destino.

La condición de migrante irregular tienen mayores di­ficultades de poder acceder a servicios de salud por diferentes causas, entre las cuales podemos mencionar el desconocimiento de en dónde pueden atenderlos o el temor a ser deportados, aunado que en la mayoría de los países solo brindan atención en caso de emergencia para esta población


Para este documento, revisaremos algunos de los principales problemas dentro de la esfera de la salud, en donde existen ciertos factores propios de la migración que pueden incidir en la salud física y mental de los individuos considerados en situación de migración ya que la salud es considerara como un recurso básico para la vida, además de un derecho humano fundamental.
Puedes consultar este artículo la siguiente liga: 


Si tienes interés o quieres hacer algún comentario respecto a esta publicación, te invitamos a ponerte en contacto en el siguiente correo electrónico: 

centrocolaborador@conamed.gob.mx

Atentamente
Grupo técnico de análisis de información de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico